Pagos

PAGOS4 

Consultas

Lista-Clinton  
Antecedentes-PONAL  
Procuraduria  
BDME  
SIMIT  
rue  
ONU  
BIS  

Reconocimientos

 


Crowe-

Boletín Notidecomisos

Boletín Notidecomisos (68)

Boletín Notidecomisos

Esto quedó ratificado luego de la incautación de 700 kilos de cocaína en el Puerto de Barranquilla, hace dos días, que pretendían ser exportados a Francia.

Las autoridades colombianas tienen claros indicios de la presencia de bandas criminales en la Región Caribe al servicio del Cartel de Sinaloa en México, que funcionan como una ‘narcotercerización’, es decir, son subcontratados para comprar droga que posteriormente deberán exportar en contenedores desde los principales puertos de la Costa.

Esto quedó ratificado luego de la incautación de 700 kilos de cocaína en el Puerto de Barranquilla, hace dos días, que pretendían ser exportados a Francia.

“Se han encontrado sellos incautados de cocaína, tanto en Cartagena, Santa Marta y Barranquilla, con las misma características, es decir, están pretendiendo sacar, desde diferentes puertos, toda esta droga. En una misma incautación estamos encontrados dos o tres tipos de sellos, parece que diferentes organizaciones se asocian y compran un paquete del ‘outsourcing’ que hace la parte logística, para hacer este trabajo, explicó el general Germán Bustamante, Comandante de la Regional 8 de la Policía Nacional.

La mercancía venía marcada con varios sellos que las autoridades conocen muy bien, porque son los mismos que tenía una droga incautada hace 8 días en el Puerto de Santa Marta, y hace unas semanas en Cartagena y Palermo. La principal hipótesis de las autoridades es que toda esa droga pertenecería al Cartel de Sinaloa.

“Se sabe que sí hay evidencias en donde en diferentes puertos, no solamente en los del Atlántico sino en los del Pacífico, se han encontrado conexiones con los Carteles de Sinaloa. Ahí hay un trabajo articulado que hacen desde el nivel central con la Fiscalía General de la Nación y con el gobierno de México, para poder mantener el intercambio de información y hacer las diferentes incautaciones y las capturas en los dos países”, indicó el General.

Durante lo corrido del 2018, las autoridades se han incautado de 17 toneladas de cocaína en Puertos de la Región Caribe y según el General Bustamante, la mercancía ha servido para alimentar los procesos judiciales y tener una mejor carga probatoria para desarticular estas organizaciones.

Fuente: La Fm

Estudios indican que en la economía se mueven por los menos $18 billones del negocio del narcotráfico, cifra que no tiene mayor impacto en los indicadores macro del país, como la tasa de cambio.

Luego de descartar que el negocio del narcotráfico esté afectando la tasa de cambio (dólar), el gerente del Banco de la República, Juan José Echavarría, señaló que, con base en estudios apoyados por el Emisor, este tipo de transacciones ilícitas podrían representar cerca del 2 % del Producto Interno Bruto (PIB).

Echavarría aclaró que ese datos son cifras de estudios realizados con el apoyo del Banco Central, y que "el 2 % del PIB es plata pero no mueve la economía colombiana, ni el café (lo hace). No la mueve ningún producto, pero (el narcotráfico) sí afecta a algunos sectores y algunas regiones", dijo.

Pese a que el gerente no precisó una cifra, ese 2 % significa algo cercano a los $18 billones, según cálculos efectuados con base en reportes del DANE. En 2017, el valor de la economía colombiana ascendió a $915 billones. El banquero central reiteró que esos dineros tampoco mueven el precio del dólar.

La tasa de cambio, en lo corrido del año registra, una revaluación cercana al 7%.

Echavarría consideró que hay otros factores que sí pueden afectar el precio del dólar, como el precio del petróleo y movimientos de capitales financieros para comprar TES (papeles del Gobierno) en Colombia.

En el XI Congreso de Asofondos que se realiza en Cartagena, Echavarría explicó que la tasa de cambio en Colombia se mueve muy parecido a la del resto de la región. "Si el contrabando fuera determinante y es verdad que Colombia tiene más narcotráfico", cómo se explica  que la tasa de cambio se mueva como lo hace en el resto de la región se preguntó el gerente del Banco Central.

En cuanto a la eliminación de los tres ceros del peso colombiano, según proyecto llevado por el Gobierno al Congreso, el gerente del Emisor anotó que la iniciativa contmpla que todo el proceso se presente en enero de 2020, cuando se haya recogido un enorme de la vieja familia de billtes "con una transición de tres años para billetes y de cuatro para monedas". Indicó no entender cuál es la negativa de los bancos a apoyar el proyecto.

Fuente El Espectador

 

Las autoridades informaron que la droga tenía como destino final los Emiratos Árabes Unidos.

Un cargamento de 967 kilos de clorhidrato de cocaína, marcados con el sello del  peligroso Cartel de Sinaloa, fue decomisado en dos operativos realizados por el grupo de Antinarcóticos de la Policía en el puerto de Santa Marta y en el corregimiento de Palermo, en Sitionuevo (Magdalena).

El comandante de la Regional Ocho de la Policía, brigadier general Hernán Bustamante, indicó que durante el procedimiento no se presentaron capturas y que el alcaloide tenía como destino final un puerto en Emiratos Árabes.

“Se calcula que el costo de la droga tenía un valor aproximado de 116 millones de dólares”, aseguró el oficial.

El general explicó que la primera acción se completó en la terminal marítima de Santa Marta, cuando el personal descubrió 532 kilos de cocaína escondidos en una máquina vibro compactadora. “Nos levantó sospecha la maquinaria pesada, por qué se llevaría a Dubai, cuando ellos exportan (esos vehículos) de fábrica desde otros países”.

Mientras que en la acción completada en el corregimiento de Palermo, el oficial detalló que tenían información sobre un posible embarque se iba a realizar desde el río Magdalena, por lo que iniciaron las pesquisas.

“Se desplegó un segundo operativo en el sector de Palermo y se halló 435 kilos de cocaína que se encontraban ocultos en una embarcación que recorrería el río Magdalena”, detalló la Policía a través de un comunicado.

¿Sería la droga de ‘Jesús Santrich’?

Al ser consultado por el propietario del cargamento de droga decomisado, el brigadier general Hernán Bustamante explicó que “por reserva sumarial no podemos decir, pero ya cuando desarticulemos estas organizaciones, daremos a conocer a la opinión pública”.

Enfatizó que “se hace un trabajo de nivel central con diferentes agencias (DEA) y con el apoyo de Interpol para ubicar a estas personas que están en otros países y evitar los envíos”.

Hay que tener en cuenta que este golpe al narcotráfico se dio después de que la Fiscalía General de la Nación reveló parte del material probatorio en la acusación contra Seuxis Pausivas Hernández, ‘Jesús Santrich’, por conspiración para el envío de al menos 10 toneladas de cocaína hacia Estados Unidos, y con los cuales ahora se le vincula con el Cartel de Sinaloa.

En una de  las conversaciones que las autoridades interceptaron a las personas que junto a Santrich están señaladas de pertenecer a la red de narcotráfico entre Colombia y México –que data del 17 de noviembre del año pasado–, se evidenció la conexión que existía con Barranquilla y la salida de droga por sus puertos fluviales.

En lo que va corrido del año, en la región Caribe, las autoridades se han incautado de 15 toneladas de clorhidrato de cocaína.

Fuente:  El Heraldo

 

Se detuvo a 35 personas, entre ellos hay 28 colombianos

Más de 1100 kilos de droga decomisó la Policía Nacional del Perú (PNP) en la región Tumbes gracias a diversos operativos realizados en lo que va del años, informó el Ministerio del Interior.

 
Las operaciones antidrogas permitieron la detención de 35 personas. De ellas 28 son de nacionalidad colombiana (17 varones y 11 mujeres). También hay un ecuatoriano y 6 peruanos. Ellos cruzan la frontera del país trasladando la ilegal mercadería.
 
Según estadísticas proporcionada por la Unidad Antidrogas (Uniandro) de la PNP, desde enero hasta el 9 de abril de este año se ha decomisado 1104.429 kilogramos de marihuana tipo “cripy”, procedente de Colombia.
 
Asimismo, se incautó 43.266 kilos de pasta básica de cocaína y 0,035 gramos de cocaína.
 

 
Según información de la Policía, los extranjeros procedentes de Colombia son captados por mafias internacionales de narcotráfico que los utilizan como “burriers” para sacar la droga desde su país hasta Chile donde es comercializada a un alto precio.
 
Según lo agentes peruanos, en el país sureño existe un mercado objetivo exigente dispuesto a pagar cuantiosas sumas de dinero por la marihuana tipo “cripy”.
 
Los narcotraficantes utilizan diferentes modalidades para transportar la ilegal sustancia. La mayoría camufla la droga en paquetes tipo ladrillo o láminas en las estructuras de automóviles, como puertas, asientos, maletera, techo y otros compartimientos de los vehículos, incluyendo los tanques de combustible. Sin embargo, también se descubrió droga acondicionada en conservas, embutidos, pescados, carnes, frutas, quesos y en encomiendas.
 
La mayor cantidad de alucinógenos que ingresa a nuestro país por la frontera con Ecuador es descubierta en el centro de control migratorio Centro Binacional de Atención Fronteriza (Cebaf), ubicado en el distrito de Aguas Verdes, provincia de Zarumilla, Tumbes.
 

Droga en casa rodante

 
Uno de los últimos casos de decomiso de marihuana se registró en la víspera. Los agentes descubrieron 700 kilos de marihuana camuflada en diversos compartimentos de una casa rodante. La ilícita mercadería estaba precintada en paquetes tipo ladrillo que fueron alojados en todos los rincones del vehículo procedente del Ecuador.
 

 
Los agentes tardaron más de ocho horas para decomisar toda la droga. Durante la intervención, la PNP detuvo a Hugo Castro Beltrán (59), Leonardo Godoy Arroyo (38), y María Fabiola Alvario Santillán (41), todos de nacionalidad colombiana.
 
Según las autoridades, los 744.200 kilos de droga iban a pasar por nuestro país, pero su destino final era Chile, donde cada kilo cuesta aproximadamente tres mil dólares.
 
Los detenidos y la droga incautada fueron puestos a disposición del Ministerio Público para las investigaciones correspondientes.
 
Seis días antes, el 4 de abril, los agentes también detuvieron a dos colombianos identificados como Marino Castro Castrillón y Diana Santos Arroyo quienes trasladaban 122 kilos de marihuana que estaban camuflados en el techo de una camioneta que también se dirigía a Chile. 
 
 
Fuente: Andina.pe

Una operación de la Guardia Civil se ha saldado con veintiún detenidos y doce kilos de droga aprehendidos

Golpe al narcotráfico internacional en la provincia de Alicante. La Guardia Civil, en una operación conjunta con la Agencia Tributaria, ha detenido en las localidades alicantinas de Torrevieja, Orihuela Costa y El Campello, a veinte hombres y una mujer como supuestos miembros de una organización dedicada al tráfico internacional de droga -que transportaban desde Colombia- afincada en la provincia de Alicante.

En la operación se han incautado más de 12 kilos de cocaína,320 gramos de anfetamina, 3,4 kilogramos de sustancias de corte, y pequeñas cantidades de marihuana y hachís. Se estima que en los 10 puntos de venta neutralizados en la provincia, la organización podría haber obtenido un beneficio de más de un millón de euros, según ha informado la Benemérita en un comunicado.

La operación, denominada 'Alicafé', se inició hace casi un año cuando agentes de la Guardia Civil de Madrid detectaron un envío de cocaína en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, con destino a Torrevieja. Se trataba de una mercancía de "gran pureza" que procedía de Colombia y estaba mezclada con café para hacer más difícil su detección en un intento por eludir los controles aduaneros.

Iniciado el operativo para identificar a los destinatarios, que supuestamente debían residir en Alicante, los agentes del Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA) de la Guardia Civil fueron localizando a los sospechosos, que formaban parte de una supuesta organización criminal, y descubriendo su modus operandi.

Así, descubrieron que la organización preparaba los envíos de cocaína desde Colombia, a través de paquetería postal y camuflaban la droga con otros productos legales, como el café. De esta forma, eludían los posibles controles al camuflar posibles olores, si eran revisados los bultos por perros especialistas en estas sustancias.

Una vez llegaba la mercancía a Torrevieja, era recogida y trasladada a uno de los dos laboratorios artesanales descubiertos, uno en esa misma localidad y el otro en Orihuela Costa, en donde la cocaína era manipulada y cortada para, de esta forma, conseguir más dosis. Ya preparadas las dosis, la droga se distribuía por varios puntos de venta al por menor en Torrevieja y en la comarca de la Vega Baja.

Según este cuerpo, la investigación fue "bastante compleja", ya que las comunicaciones entre este grupo se realizaban con aplicaciones encriptadas, y no a través de teléfono, por lo que en la operación han colaborado agentes especializados en este tipo de aplicaciones.

Esta organización, además de gran relevancia dentro del mundo criminal a nivel internacional, tenía conexiones con redes de delincuencia del Reino Unido, por lo que la Guardia Civil, además de mantener contactos directos con las autoridades colombianas, abrió otra vía de colaboración con los cuerpos policiales de ese país.

Otro de los miembros de la organización se desplazó desde el Reino Unido a Alicante para comprar una gran cantidad de droga, y trasladarla a su país, para lo cual había asaltado un furgón blindado del que robó unas 200.000 libras, consiguiendo así el dinero para pagar el cargamento, lo que precipitó su detención por parte de la Guardia Civil.

Las detenciones se llevaron a cabo en tres fases. Hubo 11 registros domiciliarios en Torrevieja y en Orihuela Costa, y 21 detenidos: 5 españoles (24 a 55 años), 12 colombianos (27 a 52 años), uno del reino Unido (44), un marroquí (38), un serbio (27) y una mujer búlgara (24).

La Guardia Civil les atribuye los cargos de un delito de tráfico de drogas, tenencia ilícita de armas, robo con violencia e intimidación, reclamación judicial y pertenencia a organización criminal.

Tras su puesta a disposición del Juzgado de Instrucción número 2 de Torrevieja, han ingresado todos en prisión, excepto uno de ellos que tiene la obligación de presentarse los días 1 y 15 de cada mes.

La Guardia Civil ha logrado desmantelar dos laboratorios artesanales de corte y manipulación de cocaína, así como uno de los centros de distribución y venta de esta droga, con 10 puntos de venta en la provincia, más importantes de la provincia de Alicante. Durante la operación se han incautado más de 12 kilos de cocaína, 320 gramos de anfetamina, 3,4 kilogramos de sustancias de corte, y pequeñas cantidades de marihuana y hachís.

La organización disponía de 30.000 euros y 51.960 libras en efectivo, un bolígrafo pistola listo para ser disparado, un vehículo de alta gama y diverso material que era utilizado en los laboratorios.

En la operación, llevada a cabo por el EDOA de la Guardia Civil de Alicante, han participado agentes y funcionarios del Servicio Fiscal de la Guardia Civil del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas; Dirección Adjunta de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria; equipo de Crimen Organizado de la Guardia Civil de Galicia; puesto Principal de la Guardia Civil de Torrevieja; Unidad de Seguridad Ciudadana de la Guardia Civil de Torrevieja; Puesto Principal de la Guardia Civil de El Campello; y, Grupo Cinológico de la Guardia Civil de Alicante.

Fuente: abc.es

 

Fuente: eluniversal

En total fueron capturadas 13 personas, entre ellas un noruego que financiaba la organización.

Las autoridades desarticularon una red dedicada al tráfico de cocaína hacia Centroamérica y Asia por medio de veleros que salían desde Urabá y Cartagena. 

En total fueron capturadas 13 personas en dos fases luego de 17 meses de investigaciones, según explicó el general Jorge Luis Vargas, director de la Dijín de la Policía.

Seis de las capturas se hicieron en Cartagena y Turbo, entre las cuales está alias Villa, líder de la organización y quien se encargaba de adquirir la droga. Otro de los capturados es alias Jean, un ciudadano noruego que vivía en Cartagena y proveía los veleros para el envío de la droga. 

El general Vargas explicó que la importancia de esta operación es que se desarticuló una organización que usaba esta modalidad de los veleros que le podía dejar ganancias por mes de hasta 12 millones de dólares

"El noruego era quien contactaba a las personas que iban a traficar a la cocaína, haciéndolos pasar por turistas y los de la organización metían la droga en caletas", explicó el oficial y añadió que en muchas ocasiones los turistas no tenían conocimiento de que la embarcación llevaba cocaína. 

Los otros siete capturados fueron ubicados en las costas de México cuando transportaban 1022 kilos de cocaína. Además, las autoridades decomisaron en otras cuatro ocasiones 450 kilos de droga a esta organización en la bahía de Cartagena. 

El general Vargas también explicó que el ciudadano noruego había llegado a Colombia en 2016 tras pagar una condena en su país por tráfico de estupefacientes y se convirtió en el financiador de la organización por sus contactos internacionales. 

Esta red, además, tenía vínculos con el Clan del Golfo pues le pagaba a la estructura de alias El Indio, quien murió la semana pasada en una operación de las autoridades, por la salida de la droga desde Urabá.

Fuente: wradio

Parte de la droga estaba camuflada en cargamentos de banana, lista para salir a la venta en los Estados Unidos y Europa.

Las Fuerzas Armadas de Colombia golpearon a las bandas narcotraficantes entre el 5 y el 9 de marzo de 2018, con un total de 8,1 toneladas de clorhidrato de cocaína incautadas. Con operativos interagenciales y combinados fueron interceptadas 5,3 toneladas en el Golfo de Urabá, 1,6 toneladas en el puerto de Santa Marta y 1,2 toneladas en la frontera con Ecuador.

El mayor cargamento fue encontrado el 9 de marzo de 2018 en el Golfo de Urabá, región noroccidental de Colombia, considerada el centro de operaciones del Clan del Golfo. En la zona, cercana a la frontera con Panamá, se concentran grandes plantaciones; más de 34 000 hectáreas sembradas de banana, principal conductor de su economía. Su posición geográfica, cercana a las costas del océano Pacifico y del océano Atlántico, es utilizada por los grupos armados ilegales para intentar sacar cargamentos de cocaína.

“La droga [5,3 toneladas] estaba camuflada en contenedores con cajas de banana que iba a ser enviado a Europa. La embarcación tenía como rumbo Bélgica y desde allí se distribuiría el estupefaciente por el continente”, dijo en rueda de prensa Luis Carlos Villegas, ministro de Defensa de Colombia. “A la venta, la cocaína alcanzaría un valor de US$ 436 millones. Estamos seguros de haber golpeado fuerte las finanzas del Clan del Golfo”.

Ofensiva internacional

Es la mayor interceptación de droga desde que inició la Fuerza de Tarea Contra el Narcotráfico N.º 73 Neptuno, con presencia en la región del Caribe, en febrero de 2015. “El resultado es producto de un esfuerzo coordinado e interagencial”, informó en rueda de presa el Almirante Ernesto Durán González, comandante de la Armada Nacional de Colombia. “Pero también es resultado de la colaboración de la comunidad, cuya información nos permitió activar un operativo de inteligencia naval de varios meses, gracias al cual se realizó un seguimiento desde cuando la droga empezó a ser acopiada por la banda”.

 

La presión de las autoridades ha frenado el micro contrabando, obligando a las bandas narcotraficantes a acumular el clorhidrato de cocaína en cantidades mayores para ser camuflada en contendores al momento de su exportación. Sin embargo el proceso deja una huella en las operaciones de inteligencia.

 

Hasta la tercera semana de marzo de 2018, la Armada Nacional de Colombia logró incautar 26,6 toneladas de cocaína a punto de ser enviadas a países de Norteamérica y Europa. “Para todas las operaciones contamos con la colaboración de agencias internacionales. La lucha contra el narcotráfico obedece a una gran ofensiva internacional. Compartimos la amenaza con muchos países, pero compartimos también las herramientas para combatirla”, explicó el Almte. Durán. “Tenemos operaciones con fuerzas y agencias de México, los EE. UU., República Dominicana, Holanda, Francia, Reino Unido, Ecuador y España. Cada día las bandas invierten en más tecnología para burlar los controles, pero nosotros cada vez contamos con más cooperación de la comunidad internacional para hacerles frente”.

El ministro de Defensa de Colombia Luis Carlos Villegas, en compañía de autoridades de las Fuerzas Armadas, informó sobre las incautaciones de cocaína realizadas entre el 5 y el 9 de marzo de 2018. (Foto: Ministerio de Defensa de Colombia)

 

Incautación en la frontera con Ecuador

 

En el extremo sur del país, el 5 de marzo de 2018, las fuerzas militares de Colombia y Ecuador encontraron un cargamento de 1,2 toneladas de cocaína en una operación marítima combinada en el sector fronterizo de Bahía Ancón de Sardinas. En la operación, liderada por la Fuerza de Tarea Conjunta Hércules, la Armada Nacional de Colombia y el Comando Conjunto Zona Norte de las Fuerzas Armadas del Ecuador, fue interceptada una lancha con tres motores fuera de borda, sin nombre y sin matrícula.

De acuerdo con las autoridades, encontraron 1212 paquetes de clorhidrato de cocaína, con un valor de US$ 38 millones en el mercado internacional. En la lancha fueron encontrados también contenedores de plástico con 700 galones de combustible. En la operación fueron detenidas cuatro personas que se encuentran en la Fiscalía 20 Especializada de Tumaco, en Nariño, al extremo oeste de Colombia.

En la misma región del Caribe, el 6 de marzo, en el puerto de Santa Marta, Colombia, elementos de la Policía Nacional de Colombia adscritos a la Dirección de Antinarcóticos incautaron 1,6 toneladas de cocaína en un cargamento de frutas que iba a ser enviado a Amberes, Bélgica, informó la Policía en un comunicado. La cocaína fue introducida en los contenedores antes del ingreso a la terminal portuaria, ya que los sellos del contenedor no tenían alteraciones y correspondían a los consignados en las planillas de registro.

 

Personal policial especializado en análisis y selección de objetivos perfiló un contenedor para realizarle una inspección física intrusiva del cual habían reportado una carga correspondiente a bananas. Pero lo encontrado fueron 1627 paquetes que contenían la sustancia blanca”, dijo la Policía.

 

El cargamento tiene un valor de casi US$ 89 millones. El resultado se suma a las 10,4 toneladas de cocaína que la Policía Nacional de Colombia ha incautado durante 2018 en la región del Caribe. Hasta la última semana de marzo 2018, las Fuerzas Armadas de Colombia incautaron un total de casi 60 toneladas de clorhidrato de cocaína listas para salir del país.

 

Fuente: dialogo-americas

Incautaciones de la Armada muestran un alza sostenida en decomisos de clorhidrato de cocaína. Desde 2013 se han multiplicado por diez. 


 

Los mayores controles fronterizos y en carreteras han forzado a las bandas de narcotraficantes a optar por la vía marítima para trasladar sus cargamentos de drogas.

Así, si en 2013 personal de la Armada incautó 84 gramos de clorhidrato de cocaína, estos crecieron a 79.016 gramos en 2017: casi mil por ciento de aumento.

En algunos de los más recientes operativos, en marzo la autoridad marítima de Mejillones en Antofagasta incautó siete paquetes con 8,8 kilos de clorhidrato de cocaína, luego de la alerta que dio el capitán de la motonave de bandera liberiana MSC Perle. Los ingenieros de la tripulación encontraron los paquetes ocultos en la sala de máquinas de la embarcación.

Días después, personal de la policía marítima identificó, mediante el uso de un dron en Caleta Chiprana en Iquique, a tres sujetos que cargaban hacia el borde costero bolsos de viaje y combustible para embarcaciones marítimas. Tras una persecución que terminó con dos de ellos detenidos, se verificó que la carga contenía 132 paquetes de marihuana.

En la zona norte, la lucha por desbaratar los carteles de drogas se realiza a través de un trabajo conjunto entre Aduanas, Carabineros, Policía de Investigaciones y la Armada, donde se concentran las mayores incautaciones de drogas en el país.

Es el caso del operativo de mediados de febrero pasado en que se descubrió el ingreso de droga por mar desde Perú y su posterior traslado desde Arica a la zona central.

"Fue un trabajo en conjunto que se realizó con personal de inteligencia antidrogas de la Armada, en coordinación con la Fiscalía local. Es un operativo bastante llamativo, por cuanto involucra una cantidad importante de dinero en efectivo (...) Por mar no habíamos tenido procedimientos de este tipo, según nuestros registros, y lo hace mucho más llamativo", detallaron desde el OS7 de Arica.

Los cargamentos se embarcaban en botes pesqueros para luego trasladarse por vía marítima a caletas ubicadas al sur de Arica para eludir controles terrestres.

"El proceso investigativo comenzó en julio de 2017, donde fue detectada una organización internacional, con gente chilena y peruana, los cuales por el sector costero ingresaban algunas embarcaciones con drogas, con destino a Chile", añadió el OS7 de Arica.

Según información de la Armada, obtenida a través de la Ley de Transparencia, las incautaciones de clorhidrato de cocaína reflejan un alza sostenida. En caso contrario, los decomisos de pasta base, luego de un peak en 2013 con 43.120 gramos, y en el de marihuana procesada, con un peak de 99.000 gramos en 2015, han bajado en los últimos años.

El fiscal de drogas de Iquique, Guillermo Arriaza, comentó que se busca tomar por sorpresa a los traficantes de drogas en embarcaciones. "Nos fuimos dando cuenta de que se estaban utilizando vías poco convencionales para poder traficar. Entre ellas estaba la burla de los complejos aduaneros por la utilización de vías marítimas, tanto en playas colindantes a los complejos como también por el mar", afirma el persecutor iquiqueño.

REFUERZO
La Armada ha debido asumir un rol fiscalizador en este nuevo esquema.

Fuente: economiaynegocios

Page 1 of 5